• Teléfono: 958 371 333
  • Email: info@clinicasonrie.com
  • Dirección: C/ Camino de Ronda 77 (GRANADA)

¿Por qué hay tanta diferencia de precio en implantes dentales entre clínicas?

  • Estás aquí
  • Home
  • Clinica Sonrie
  • ¿Por qué hay tanta diferencia de precio en implantes dentales entre clínicas?

diferencia en el precio de los implantesLa implantología dental se ha convertido en objeto de grandes campañas publicitarias por parte de clínicas dentales, en su gran mayoría franquicias, que anuncian precios muy bajos (llegando a ver implantes dentales por 199 euros) y que habitualmente confunden al paciente que busca una solución para mejorar su salud bucodental.

A continuación vamos a explicar por qué sucede esto para que se pueda entender con facilidad:
La primera de las razones por las que esto sucede es porque en realidad es publicidad engañosa o con letra pequeña. Basta con acudir a pedir presupuesto a alguna de las clínicas que anuncian este tipo de promociones para observar que la colocación del implante dental no va a suponer un coste de 250 euros, sino que a eso hay que sumarle unos 500-600 euros de la “fase quirúrgica” (algo que han inventado para desglosar el precio de los implantes y poder hacer promociones de este tipo) más los aditamentos protésicos más la corona sobre implante, por lo que finalmente el precio real puede rondar los 1400-1500 euros; eso sin contar que pueda existir una zona con necesidad de realizar regeneraciones óseas, elevaciones de seno, etc., pudiendo llegar el implante a costar alrededor de los 2000-2500 euros, casi 10 veces más de lo que anuncian.

La segunda de las razones se basa en la calidad del producto. Como en todo, existen diferencias entre las marcas empleadas. Un coche es un coche, pero la diferencia de precio entre las marcas existentes es muy considerable; pero sigue siendo un coche. En el caso de una prótesis dental sucede lo mismo. El precio del implante unitario, de compra a proveedor, puede variar entre aproximadamente unos 30 euros hasta los 450 en función de las características del mismo. Además, hay que sumarle el precio de los transfers de impresión, réplicas, calcinables, tapones de cicatrización, aditamentos protésicos y la corona sobre implante que fabrica el laboratorio. Todo esto sumado, sin contar con el sueldo del odontólogo que lo lleva a cabo, puede rondar entre 300 y 850 euros, en función de la calidad del material que se utilice y las garantías que te proporcione la marca. Existen muchos tipos de marcas, muy pocas son muy buenas, algunas tienen una calidad medio-alta y la mayoría son muy malas. Por suerte, la mayoría de las clínicas utilizan marcas de calidad medio-alta o alta, pero algunas utilizan calidades bajas. Por ello siempre hay que pedir el carnet de paciente implantológico o por lo menos preguntar qué marca de implante te van a poner.

La tercera de las razones es el valor de las manos del profesional que va a tratarte. Elige a profesionales formados en el ámbito y que mantengan relaciones con la universidad, colegio de odontólogos o que sigan acudiendo a congresos y cursos de actualización en implantología, independientemente de que vayan a cobrar un poco más debido al dinero que han invertido en formación.

Leave a Comment